Anchuelo

Anchuelo

Historia:
El principio de Anchuelo como lugar poblado pudiera encontrarse en tiempos de la dominación romana. Así parecen demostrarlo algunos hallazgos, el nombre de la población (de origen latino), su cercanía a Complutum y las numerosas villae esparcidas por el territorio. La tradición sitúa la fundación de la ciudad en el período de transición romano-goda diciendo que “las primeras casas las hizo una familia hispano romana, que tanto se resistió a profesar la religión visigoda como a obedecer y cumplir las leyes de aquella larga dinastía” (Andrés Marín). Si bien este relato es poco creíble, podría tener algún atisbo de verdad remontar su fundación a tiempos romanos, por lo expuesto más arriba.
Tras la Reconquista, Anchuelo es donada por el rey de Castilla, D. Alfonso, al arzobispo de Toledo, como el resto de la Tierra de Alcalá. Estamos en el siglo XII, cuando la Tierra recibe el Fuero Viejo, que otorgará un ordenamiento a las recién reconquistadas villas, ahora bajo la mitra episcopal. En 1223, el arzobispo Jiménez de Rada refunde las disposiciones de sus predecesores y otorga otro Fuero a Alcalá y su alfoz, escrito en romance (el anterior lo había sido en latín).
Anchuelo se ve separada de la mitra toledana en 1579, cuando el rey Felipe II, previa autorización papal, la vende al marqués de Auñón, D. Melchor de Herrera. Ahora bien, tal venta no llega a completarse, pues los vecinos ejercen su derecho de tanteo y, en 1582, pagan el precio requerido por la Corona. Las Relaciones de Lorenzana (1784) lo cuentan así: “antiguamente fue aldea sujeta a la jurisdicción de Alcalá de Henares, perteneciente a la mitra y dignidad arzobispal de Toledo, de la cual, siendo arzobispo el señor D. Gaspar de Quiroga, cardenal, en virtud del breve de nuestro Santo Padre Gregorio Decimotercio, se extrajo por el señor Felipe II, en 1579, dándole en justa recompensa a la mitra dos mil cuatrocientos veinte y un maravedíes anuales en las alcabalas de Toledo, y tomada posesión de dicho lugar a nombre del rey D. Felipe en 19 de julio de 1581 años, habiéndola vendido Su Majestad a D. Melchor de Herrera, marqués de Auñón, se tanteó a sí misma y obtuvo el privilegio de villa por sí y sobre sí que le dio el expresado señor D. Felipe, de perpetua memoria, año de 1582″.
Recursos culturales a visitar:
Iglesia de Santa María Magdalena. Levantada entre los siglos XVII y XVIII, su fábrica es de ladrillo, mampostería y sillares de piedra. Es probable que la actual iglesia se levante sobre otra anterior del siglo XV. Con torre de dos cuerpos, adosada a la cabecera del templo y realizado el primer cuerpo con sillarejo y sillares en los ángulos; el segundo cuerpo, más moderno, es de ladrillo. En él se alojan las campanas. El interior de la iglesia se distribuye en tres naves, separadas por arcos de medio punto sobre pilares hexagonales. Conserva interesantes imágenes, retablos y altares.
La Ermita de Nuestra Señora de la Oliva recibe este nombre pues, según la tradición, la Virgen se apareció sobre una oliva. Es obra de principios del siglo XVI, situada al Norte de la población.
Medio Natural:
Unidad de paisaje: J30 – Anchuelo (Atlas Ambiental de la Comunidad de Madrid)
Superficie: 1311 Has
Altitud media: 831
Elementos fisiográficos: Llanuras aluviales y terrazas: fondos de valle; Páramos y alcarrias: mesetas, parameras y plataformas; laderas; lomas y campiñas en yesos: vertiente-glacis y glacis.
Vegetación: Secanos; secanos con matorral/árboles; matorral calizo o calizo gipsícola.
Ríos y arroyos: La Veza (Anchuelo)
 Fiestas y tradiciones:
San Pedro Mártir, patrón de Anchuelo, 29 de abril; fiestas del 28 de abril al 2 de mayo. Se acompaña de actos públicos, baile, concursos, toros, etc.
San Isidro Labrador, 15 de mayo. Como corresponde a una población con amplia y noble tradición agraria
San Cristóbal. El primer domingo de julio se celebra San Cristóbal, patrón de los conductores, cuya Hermandad está compuesta por conductores de todo tipo de vehículos; la procesión, de camiones, autobuses, turismos, etc., sale desde la población hasta la ermita, a unos dos kms
Santa María Magdalena. El 18 de julio se celebra la festividad, comenzando el día anterior, con misa y procesión nocturna.
La Virgen de la Olivatiene su día el 8 de septiembre; su Hermandad está compuesta solo por mujeres.
De interés:
La cruz de Pero Chivo
A la salida de Anchuelo en dirección a Alcalá, junto a la carretera actual y, también, el antiguo Camino de la Barca, se halla una cruz de piedra que tiene historia propia.
Don Pero Chivo era un joven y ufano hacendado, con esposa. Cuenta la leyenda que marchaba a Alcalá, de noche, con intenciones ocultas, buscando como otra veces la fiesta y compañía femenina que ofrecían los lupanares de Alcalá. Su esposa, llorando con amargura ante la puerta de su casa, rogaba a Dios vengara la ofensa que se le infligía. En ese momento, estalló una tormenta. Pero Chivo, sin tiempo a reaccionar, cayó fulminado por un rayo, muerto en el acto.
Su ahora viuda, visto el cumplimiento de la venganza por la que rogaba, quiso que se recordara este hecho, como escarmiento a los traidores, e hizo levantar una cruz en el lugar. La misma cruz de piedra que aún ahora podemos contemplar.
El secreto de Anchuelo
Hablar de ‘el secreto de Anchuelo’ es referirse a un secreto a voces. Se manifiesta en el conocido refrán, “como el secreto de Anchuelo, que lo oyó todo el pueblo”. Hay dos versiones que podrían explicar el origen de esta chanza. La primera, habla de dos pastores en medio de la soledad del campo. Uno de ellos aprovecha para contarle un secreto al otro, creyendo que nadie más les oiría. Pero la orografía del terreno, su sonoridad, le jugó la mala pasada de hacer que su voz llegara a todo el pueblo; con lo que ‘el secreto’ se hizo de conocimiento común. Otra versión habla, también, de dos pastores, hablando entre ellos desde dos cerros, a voces, de tal manera que era más fácil escucharles en el pueblo que ellos entre sí.

Fuera como fuese, lo cierto es que la frase pasó a la posteridad. Y con ella, la cita de este bonito pueblo.

Etimología

Se acepta como origen del nombre del pueblo la palabra anchuelo, derivación de “ancho”, en el sentido de lugar amplio, espacioso. Lo que estaría conforme con la situación del núcleo urbano. Andrés Marín (siglo XIX) cuenta que “edificados los primeros edificios en terreno llano y ancho, desprovisto de toda elevación, hubieron de llamarles Anchuelo, con cuyo nombre se conoció durante las dominaciones visigoda, árabe y cristiana, y con él ha llegado hasta nosotros sin sufrir la más pequeña modificación”. Ahora bien, entendemos que el nombre sería previo a los godos, de origen germano. No podemos obviar que la palabra “ancho”, tal como la conocemos, tiene su origen en el término latino amplus; no en palabras germánicas ni arábigas.

Gentilicio
Corito/a
Datos generales:
Superficie: 21,61 Km2
Altitud:771 m
Habitantes: 1083 (2010)
Distancia a Madrid: 44 Km
Accesos:
Desde Madrid por la A2 salida 38 dirección Los Santos de la Humosa y ahí cogemos el desvío hacia Anchuelo.
 
Fuentes:
Tierras de Alcalá. El Valle del Henares (I)
Atlas ambiental de la Comunidad de Madrid
Guía de rutas por la Campiña del Henares