Ciempozuelos

Ciempozuelos

ciempozplazaconstitución

Entre la vega del río Jarama y la meseta, apenas a 30 Km. de Madrid, se encuentra Ciempozuelos, una localidad en continuo crecimiento con una población estimada de 23.950 habitantes.

De orígenes remotos se encuentran destacables indicios arqueológicos. La aparición de una necrópolis con enterramientos asociados a un tipo particular de cerámica Campaniforme conocida como Vaso Campaniforme de Ciempozuelos, fechada en torno al 1970 y 1470 a.c., sitúa a los primeros pobladores en el Bronce Inicial.

En cuanto al primer núcleo poblacional estable algunas fuentes apuntan a una posible fundación romana en el año 180 a.c conocida como Ischadia. De la presencia romana dan testimonio los descubrimientos del Cerro de las Tejas y el monumento de Las Arriadas encontrado en el río Jarama. Datado en torno al s.I y mediados del II d.c., se compone de los sillares extraídos del río que hablan de una estructura de grandes dimensiones, y que algunos identifican como un arco del triunfo. En uno de los sillares pertenecientes al friso aparece una inscripción incompleta que dedica el monumento a Sexto Prisco.

Las salinas Espartinas declaradas Bien de interés cultural en el año 2006, suponen un patrimonio muy interesante de carácter histórico, arqueológico y natural, es el refugio de diferentes especies endémicas de fauna y flora. Se encuentran al sur del término municipal, en el valle de Valdelachica, consta de 15 yacimientos que hablan de una secuencia arqueológica continuada de finales del Neolítico hasta el siglo XX. Los importantes fragmentos cerámicos encontrados ponen el lugar en contacto con otros yacimientos repartidos por Europa, y la gran abundancia de los mismos confiere al terreno tonalidades ocres que contrastan con el fondo grisáceo del paisaje. Las diferentes explotaciones salinas a lo largo de los siglos han ido moldeando el paisaje. Los restos más visibles son los de las últimas explotaciones salinas, las trincheras y fortificaciones de la guerra civil en las zonas altas, y cuevas en la parte baja del valle.

Nuestro recorrido por el municipio comienza por la Plaza de la Constitución del s. XVI. Constituye un hermoso espacio urbano, arquitectónico y monumental. Su caserío, lo constituyen elementos de dos alturas porticadas en madera, siguiendo la tradición castellana renacentista. Los soportes son cuadrangulares de madera rematados por una zapata típica castellana. A partir del s. XIX se levantan corredores de tres alturas en lado de sombra ganando espacio para los espectadores de los festejos.

La plaza de Ventura Rodríguez ligada en su origen a la anterior, es un espacio poligonal en el que destacan árboles centenarios y un monumento dedicado al famoso arquitecto nacido en Ciempozuelos en el año 1717. En un lateral de la plaza donde ésta alcanza su mayor anchura se encuentra la Iglesia parroquial de Santa. Mª Magdalena, un ejemplo del rico patrimonio artístico de este municipio. Levantada sobre un templo mudéjar, a pesar de sufrir numerosas reformas a lo largo de su historia, ha seguido manteniendo su coherencia constructiva. La torre de estilo renacentista puro y sobrio se construyo en1568 junto a la iglesia anterior. La planta es de cruz latina y la nave es esbelta y amplia con 8 capillas laterales. La cubierta es de cañón. De su decoración interior destaca el retablo barroco de 1670 y el óleo de Claudio Coello “El Éxtasis de Santa Mª Magdalena”.

La Ermita de Ntra. Sra. del Consuelo del siglo. XVII, con fachada de Ventura Rodríguez del siglo XVIII o el Convento de Santa Clara que levantado en 1609 y de estilo manierista es la institución religiosa más antigua del lugar, completan el rico patrimonio artístico del municipio.

Por otra parte, Ciempozuelos es el tercer municipio madrileño tras San Martín de La Vega y Rivas Vaciamadrid con más superficie incluida en el magnífico espacio protegido del Parque Regional del Sureste, declarado en 1994, se extiende en más de 3.000 Ha. por el término municipal. Este parque de paisajes diversos y de gran riqueza ecológica, supone un lugar de referencia para los amantes de la naturaleza, un magnífico ejemplo que presenta un espacio de interacción de ecosistemas, actividades humanas y de parajes únicos de gran valor que merecen ser visitados y conservados.

La riqueza natural de Ciempozuelos se ve completada con un denso entramado de vías pecuarias donde se dan cita cordeles, veredas y descansaderos.


Imágenes