Chinchón

Chinchón

Castillo de los Condes

Chinchón declarado conjunto Histórico-artístico en 1974 y una población de 5.428 habitantes, es uno de los municipios más emblemáticos de la Comunidad de Madrid. Ubicado a unos 45 Km. de Madrid entre parajes naturales de gran valor medioambiental, este municipio de la Comarca de las Vegas mantiene intacto su carácter singular.

Los primeros restos humanos se remontan al período Neolítico tal y como atestiguan los abundantes hallazgos de materiales líticos, aunque un primer asentamiento poblacional corresponde a los restos de un poblado y necrópolis ibérica. La presencia romana también parece atestiguada por una lápida sepulcral y las vías de comunicación en la zona. Ya en la Edad Media, la época de dominación árabe, aunque con intermitencias, llegó hasta bien entrado el siglo XI cuando la comarca fue conquistada definitivamente por Alfonso VI. Pero es en pleno siglo XV cuando Chinchón es cedida por los Reyes Católicos a los Marqueses de Moya por su lealtad a la reina, con posterioridad pasó a ser Condado gracias al emperador Carlos I. La relación del municipio con la realeza fue constante,  es en 1.739, después de la Guerra de Sucesión, y proclamado rey en la plaza mayor de Chinchón, cuando Felipe V le concede el título de “Muy Noble y Muy Leal”, y años más tarde será Alfonso XIII quien le otorgue el título de ciudad.

El ejemplo más importante de su rico patrimonio artístico es sin lugar a dudas su famosísima Plaza Mayor, el gran espacio de referencia en torno al que gira de forma concéntrica el eje urbanístico de este peculiar municipio. Es una de las mejores muestras de plaza porticada de la península. Clásica plaza medieval de arquitectura popular, cuyas primeras casas con soportales y balcones se construyen en el s. XV, quedando totalmente cerrada en el s. XVII. Tiene una figura irregular y una estructura sencilla, clara, ordenada y jerarquizada, formando un conjunto de construcciones de tres plantas, con galerías adinteladas y 234 balcones de madera, -los “claros”-, sustentados por pies derechos con zapatas. Ha sido escenario a lo largo de la historia de innumerables actividades, llegando a nuestros días su uso como plaza de toros.

La Iglesia de Nuestra Sra. de la Asunción, de estilo gótico se inicia en 1534 con un proyecto de Alonso Cobarrubias. Tras años en que las obras estuvieron paralizadas, fue concluida en 1626 gracias al III Conde de Chinchón. En 1808 las tropas francesas quemaron el templo que fue restaurado posteriormente. Hoy día nos encontramos con un edificio de grandes medidas, sin torre, muros de sillería y con mezcla de estilos gótico, plateresco, renacentista y barroco. En el retablo principal se conserva el cuadro de La Asunción de La Virgen de  Francisco de Goya.

La Torre del Reloj se eleva entre el paisaje urbano como único vestigio de la antigua iglesia de Nstra. Sra. de Gracia del siglo XV.

El Convento de San Agustín actual sede del  Parador de Turismo, se construyó en torno a 1626, convirtiéndose en los siglos XVIII y XIX en un centro de estudios humanísticos, y en sede judicial después de la desamortización.

El Convento de las Clarisas fue fundado en 1653 por el V Conde de Chinchón. El conjunto lo forma la iglesia de modelo herreriano con planta de cruz latina y el convento, donde destaca el claustro de dos pisos.

La histórica Casa de la Cadena de finales del siglo XVII con fachada en tres cuerpos y patio de dos pisos con galerías y columnas toscanas donde estuvo alojado Felipe V, y el teatro Lope de Vega, construido a finales del siglo XIX sobre los restos de antiguo palacio de los condes, y donde Lope de vega escribiera una de sus obras, son otras de las muestras de su riqueza arquitectónica.

Otros elementos por resaltar son las numerosas ermitas como las barrocas de de San Roque, Santa Ana, la de Nuestra Sra. de la Misericordia, y la de Nuestra Sra. del Rosario junto al parador, y la ermita de San Antón, construcción del siglo XVIII sobre otra anterior del siglo XI, de la que se conservan el antiguo ábside y pinturas góticas en el interior.

Su arquitectura se ve representada también, por el Castillo de los Condes al  sur del casco urbano de los siglos XVI-XVII residencia de los Condes de Cabrera hasta 1520, y el Castillo de Casasola, antigua fortaleza de los siglos XIV-XV.

Chinchón cuenta además, con importantes enclaves naturales de gran belleza y valor medioambiental como la Laguna de San Juan, una de las mayores reservas de aves de la Comunidad de Madrid donde se dan cita gran numero de aves acuáticas como Porrones comunes y moñudos, Ánades reales y frisos, Cercetas comunes, Aguiluchos laguneros, Calamones comunes o Garzas imperiales.  Convertido en Espacio Natural Protegido por la comunidad en 1.991 y ubicado en el curso bajo del río Tajuña, es un lugar orientado a la restauración y mejora de la fauna y flora, marcado por el carácter único de su relieve y  de su valor paisajístico. Otros humedales catalogados como las lagunas de Casasola y  San Galindo se dan cita en este municipio. Merece mencionar también El Pingarrón, única zona incluida en el Parque Regional del Sureste, así como las fuentes y lavaderos del Cerro de Valdezarza, Valquejigoso y Fuente Plata. Junto al río Tajuña se ubica el antiguo Molino de Recas con una significativa vegetación típica de ribera.


Imágenes