Valverde de Alcalá

Valverde de Alcalá

Historia

Se desconoce la época de fundación de Valverde aunque existe la tradición de que antiguamente se llamó Quejo. En realidad este nombre de Quejo corresponde a un área despoblada situada a unos 3 km. al Este de Pozuelo.

Según la tradición, una peste obligó a la población a abandonar este lugar para trasladarse hasta su actual emplazamiento.

La primera referencia histórica sobre Valverde la tenemos en el año 1129 en el que el rey de Castilla Alfonso VII y su esposa Berenguela donan al arzobispado de Toledo la villa de Alcalá y sus “..villas, aldeas, como pertenece al real derecho”. A partir de este momento son constantes las referencias a Valverde como territorio perteneciente al Alfoz Complutense, compuesto por veinticinco aldeas. Este régimen de comunidad terminó 1564, año en el que Valverde pasó a adquirir la categoría de villa eximida. De este modo la comunidad de villa y tierra de Alcalá dejó paso de a mediados del S. XVI al “común de las veinticinco villas”. Gracias a las Relaciones Topográficas de Felipe II, redactadas en el último cuarto del S. XVI, poseemos una abundante y detallada descripción de la villa en esta época. Así tenemos que pertenecía al reino y arzobispado de Toledo, a la comarca y gobierno de Alcalá y a la chancillería de Valladolid.

Tras una descripción de sus límites geográficos y su orografía, se indica que es una población agrícola que produce pan, vino, aceite y cáñamo y que hay una pequeña dehesa donde se cría ganado ovino. En total tenía cincuenta y seis casas y sesenta vecinos (entre 240 y 300 habitantes) que se dedicaban todos a la agricultura. También se hace una pequeña referencia a la arquitectura popular: “…las casas de esta villa son de tierra y yeso y madera tosca y teja y son casas comunes y todos los materiales los hay en término de esta villa”. La organización política correspondía a dos alcaldes y un teniente gobernador, nombrados todos ellos por el Arzobispo de Toledo. La iglesia parroquial estaba bajo la advocación de Santo Tomé y a cargo de un cura. Posteriormente se hacen referencias a la finca de los ángeles que comentaremos más adelante.

En vista de los datos se puede afirmar que en los últimos cinco siglos no ha debido de cambiar mucho Valverde si los comparamos con la descripción que hace Quintano Ripollés en su Historia de Alcalá de Henares publicada en 1973.

Lugares de Interés

Finca de los Ángeles: Entre los elementos de este antiguo convento destacan el molino de aceite, la cilla o almacén, el palomar, las dependencias conventuales y la iglesia con su camarín de la Virgen.
Iglesia Parroquial de Sto.Tomás: Al cobijo de la ladera sur en la que está asentado el término de Valverde de Alcalá se encuentra la Iglesia Parroquial de Santo Tomás Apóstol
Pozo de la comunal: En época de Alfonso XIII se llevó a cabo en el municipio de Valverde de Alcalá una comunal, en la que unas tierras pertenecientes al Estado aún sin roturar cercanas a los límites de Pozuelo del Rey y conocidas a partir de entonces como la colonia “Cerrillo Verde y Valdecarneros”, pasaron a repartirse entre las doce familias más pobres de Valverde.
Fuente de la Oliva: La Fuente de la Oliva es un manantial que recibe su nombre del lugar en el que se encuentra ubicada, un bello paraje rodeado de olivos. En siglos anteriores esta fuente fue utilizada para el abastecimiento de agua del Convento de Nuestra Señora de los ángeles, y con el devenir del tiempo, se utilizó para surtir de agua potable al municipio entero.
Plaza Mayor de Valverde de Alcalá: En pleno centro de Valverde de Alcalá nos encontramos con una plaza de forma irregular, casi rectangular, totalmente peatonalizada y de pequeñas dimensiones como corresponde a nuestro pequeño municipio.
Naturaleza

La Alcarria de Alcalá o Alcarria alcalaína es un comarca natural situada en el este de la Comunidad Autónoma de Madrid, al sur del río Henares y de su capital, Alcalá de Henares, ciudad que da nombre a esta unidad geográfica. Se caracteriza por su relieve montaraz, vallejos profundos y páramos calizos que superan los 900 metros.

La naturaleza de sus suelos es de tipo básico, siendo dominantes los yesos, las margas, las calizas de páramo y las arcillas.

La Alcarria de Alcalá, que se funde con las alcarrias de Chinchón y de Guadalajara, está atravesada por su centro geográfico por el río Tajuña y arroyos de menor entidad como el Pantueña, Anchuelo, etc. Al sur, esta comarca está limitada por el río Tajo y su vega.

La vegetación es de tipo mediterráneo, siendo dominante y potencial los bosques de encinar basófilo manchego (Quercus ilex subsp ballota) y de roble quejigo (Quercus faginea subsp. broteroi). Aún así, recientes repoblaciones con pino carrasco (Pinus halepensis) constituyen la nueva y extensa cobertura forestal. El cortejo arbustivo de estos bosques está acompañado por arbolillos como Rhus coraria, Quercus coccifera, Acer monspessulanum, Colutea arborescens o Rhamnus alaternus. Las etapas de degradación del monte vienen representadas por familias como las labiadas, de forma que abundan los tomillares, romerales.

El cultivo tradicional es aterrazado en las fuertes pendientes, con olivo, almendro y vid; en el páramo domina el cultivo del cereal. La ganadería está representada por las cabaña ovina (raza manchega y alcarreña) y caprina.