Los Santos de la Humosa

Los Santos de la Humosa

Historia:
Las márgenes del río Henares muestran evidencias de presencia humana desde tiempos remotos; lugar apetecible, por su fertilidad y abundancia de recursos. Se informa de que “los restos más antiguos de interés arqueológico que se han documentado en la zona [de Los Santos] corresponden a industrias líticas del Paleolítico Inferior y del Neolítico (8.000-3.000 a.C.) También se han encontrado restos de hachas de piedra ya pulimentadas, así como de cerámica, en las orillas del río Henares. En un yacimiento, próximo también al Henares, se han encontrado grandes cantidades de fragmentos cerámicos elaborados a mano y material de piedra trabajada (sílex y piedras de molino) que pertenecen al Calcolítico (3.000 a.C.) y la Edad de Bronce (1.000 a. C.).”
En tiempos más cercanos, el origen de la actual población se podría localizar, según algunos autores, en una villa romana que, con el nombre Fumoso, estaría ubicada junto al río Henares, en su margen izquierda. Lo cierto es que no hay base documental para tal afirmación, aparte de la tradición. Lo que sí se tiene es el hallazgo de restos arqueológicos de esa cronología. Entre otros vestigios, se encontró un miliario (milliarius), probablemente de la antigua calzada que, desde Caesar Augusta (Zaragoza) pasaba por el lugar, en dirección a Emerita Augusta(Mérida), por Complutum. Sin olvidar que, cuando hablamos de villa en esta época (villae), lo hacemos de una casa, generalmente de labor, no de un núcleo urbano.
Las Relaciones de Felipe II lo relatan así: “Habrá doce años poco más o menos que en el dicho río Henares que pasa por debajo de la peña que dicen de Pedro Abad, término y jurisdicción de esta villa, fue hallado en el agua entre otras piedras que se sacaban del dicho río para una presa, un pilar de estado y medio en alto, muy antiguo y grueso y llanamente labrado, en el cual hay unas letras que no se pueden leer todas, en lengua latina y léense algunas de ellas, las cuales interpretó Ambrosio de Morales, cronista de Su Majestad, en un libro que hizo de la venida y entrada de los santos mártires Justo y Pastor en Alcalá”.
El asentamiento original, tal como constatan los hallazgos, se hizo junto a las orillas del río Henares; un lugar húmedo, con brumas, lo que daría pie al nombre de Fumoso/Humoso. La insalubridad de su ubicación motivaría que, con el tiempo, la población abandonara su primitivo emplazamiento y se trasladara a su actual lugar, en lo alto de los cerros, lo que pudo ocurrir en torno a los siglos X u XI.
En 1125 el rey Alfonso VII dona la Tierra de Alcalá a D. Raimundo, arzobispo de Toledo. Con el paso del tiempo, según se señala “La importancia del Concejo crece y pasa, de ser uno de los denominados de segundo orden dentro del Común de la Tierra de Alcalá, a tomar cierta posición dentro del Cuarto de Santorcaz y en el Común de la Tierra, llegando uno de sus procuradores a participar y ratificar el colofón del Fuero Nuevo de Alcalá, otorgado por el Cardenal Cisneros en febrero de 1509, consolidándose en el siglo XVII y siendo una de las veinticinco villas del Común de la Tierra de Alcalá.”
Como ocurrió con otras villas de la Tierra, bajo el arzobispo toledano se mantuvo hasta su segregación en el siglo XVI, en virtud de un breve del Papa Gregorio XIII, solicitado y obtenido por el rey Felipe II, quien la anexionó a la Corona. Pese a ello, mantuvo sus privilegios de villa. De nuevo citando de las Relaciones Topográficas de Felipe II, se dice que “es villa muy antigua de más de trescientos años a esta parte, y tiene jurisdicción civil y criminal distinta y apartada de todas las demás villas y ciudades que están en su contorno y no tiene título alguno de ello más de costumbre y posesión inmemorial”.
En 1576, el humanista Ambrosio Morales describe la población: Los Santos tenía entonces 190 casas, hechas en planta rectangular, con dos alturas, reservando la baja para el ganado. Con 200 vecinos, lo que equivale a unas 900 almas. Se abastecía del río (pesca), de la labranza y del ganado menor. También era de destacar su molino harinero, que perteneció durante varios años al Colegio Máximo de la Compañía de Jesús en Alcalá (hasta su expulsión en 1767), así como un molino de aceite; ambos actualmente desaparecidos.
Los Santos disfrutó, pues, de una independencia singular, no habitual en las poblaciones de su entorno. En el Catastro de Ensenada, en 1752, se indica que era una villa de realengo; pocos años después, las Relaciones de Lorenzanaindican y especifican que se trata de una “villa realenga eximida y no sujeta a otro pueblo”.
Recursos culturales a visitar:
Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, fue levantada entre los siglos XVI y XVII. De estilo difuso entre el gótico y el renacimiento. Enhiesto edificio levantado en la parte más prominente del cerro, bien visible desde muchos kilómetros en la distancia. Es una construcción de los siglos XVI-XVII; la más antigua del pueblo que se conserva. Está declarada Bien de Interés Cultural, con protección integral, por resolución del 22 de abril de 1983. Su construcción comenzó en 1562, teniendo como primer maestro de obras a Nicolás Ribero, maestro de cantería que también intervino en parte de la fachada de la Universidad de Alcalá. Fue acabada por Pedro Lamaza, en 1677.
Se caracteriza por su gran volumen, sencillez y aspecto sólido. Consta de una sola nave de tres tramos, cubierta con bóveda de arista, decorada. Con coro alto y ábside poligonal. La torre, de tres cuerpos, se sitúa a los pies, en el lado de la Epístola. La sacristía, de 1596, se sitúa al lado del Evangelio. El edificio tiene notables contrafuertes en su derredor, lo que, unido al volumen y su pétrea construcción con caliza, le confiere un cierto aspecto de fortaleza, más que de templo. El pórtico lo forman tres arcos de medio punto, sobre pilares, accediéndose a él tras una breve escalinata.
Ermita de la Virgen de la Humosa. Junto a la finca de la Dehesa, cerca del río Henares, construida en 1677 en el mismo lugar donde se encontraba la anterior desde 1384. Lugar donde, según la tradición, se apareció la Virgen de la Humosa a un pastor. Y donde estuvo inicialmente, al parecer, la población de La Humosa. Se trata de una edificación barroca, con la tradicional contrucción de muros y machones de ladrillo con cajones de mampostería. Consta de una sola nave cubierta por bóveda de cañón, con el coro alto a los pies. La capilla mayor es cuadrada, con cúpula sobre pechinas, rematada por linterna. Tiene pinturas que decoran el testero de la capilla mayor, simulando ser retablo, de comienzos del siglo XVIII, ‘destacando una tela pintada con las imágenes de los Santos Niños Justo y Pastor’.
Ermita de la Virgen de la Soledad. Del siglo XVI, está a la salida del pueblo, junto a la carretera al Pozo de Guadalajara. Se levantó gracias al Cabildo de Nuestra Señora del Rosario, en 1576, para colocar en ella la imagen de la Quinta Angustia. En su interior se halla la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, su advocación actual. Con un cuerpo de planta cuadrada, un pequeño atrio de ingreso delantero y muros de sillería en la fachada principal; de mampostería en el resto.
Medio Natural:
Unidades de paisaje: Principal H06 / Otros J30 / UJ01 (Atlas Ambiental de la Comunidad de Madrid)
Elementos fisiográficos: Páramos y alcarrias: cantiles, cornisas y cortados rocosos; Lomas y campiñas en yesos; vertientes glacis; barrancos y vaguadas; cárcavas.
Vegetación: Secanos; Secanos con matorral/árboles; Mosaicos de Olivos y secanos con manchas de matorral arbolado; Matorral calizo o calizo gipsícola; coscojares; Pinar de pino carrasco.
Ríos y arroyos: Henares, La Poveda, Valdezarza, La Zarza
Fiestas y tradiciones:
San Isidro. 15 de mayo. El domingo siguiente a San Isidro, la fiesta conocida como ‘San Isidrillo’, cuando el santo y la Virgen de La Humosa son trasladados en procesión desde el pueblo a la ermita junto al río.
Virgen de la Humosa. Patrona del pueblo, comienzan el último domingo de agosto, cuando se traslada la Virgen desde su ermita del río, hasta la iglesia parroquial de San Pedro, donde permanece hasta el siguiente mes de mayo (San Isidrillo). Se celebra una romería en su honor. Esta “subida” desde el santuario se hace de noche, entre las hogueras que los romeros encienden, abriendo camino a su paso, entre humo y fuego. El 8 de septiembre se celebra la Fiesta Mayor en honor de La Virgen de la Humosa.
Gentilicio
El gentilicio del habitante de Los Santos de la Humosa es santero/a
EtimologíaAl mostrar las diferentes teorías para el nombre de la población, hemos de tener presente el cambio de ubicación que sufrió el pueblo, por el lugar insaluble de su primera fundación, como ya se ha expresado más arriba.

Según las Relaciones de Lorenzana (1784), “la imagen de Nuestra Señora, que es antiquísima, se apareció en el paraje donde hoy tiene la ermita a un pastor que observó varias veces salir humo de aquel paraje hasta que, indagando lo que sería, halló la imagen de Santa María”. Este sería, según el informante, el origen del topónimo La Humosa, que algunos autores llevan a época romana con el nombre de Fumoso, aunque sin base documental para ello. LasRelaciones continúan diciendo que “esta villa no estaba fundada donde está ahora al presente, sino en la ribera del Henares junto al dicho río de esta parte de él hacia el oriente y se llamaba el pueblo La Humosa […] después de mucho tiempo pasado por no ser sano y haber muchas enfermedades, se había despoblado y pasándose y fundándose donde al presente está, y por la […] razón de haber sido naturales los […] mártires Justo y Pastor del pueblo de La Humosa, esta villa cuando se fundó había tomado y tomó ocasión de llamarse el nombre de sus patrones”.

Por otra parte, algunos autores apuntan a que pudiera haberse llamado inicialmente Los Altos de la Humosa, por su situación en altura, trastocando con el tiempo Los Altos, por Los Santos, en honor a Justo y Pastor.
Datos generales:
Superficie: 34,9 Km2
Altitud: 912 msn
Habitantes: 2165 hab. (2010)
Distancia a Madrid:
Accesos:
Desde Madrid por la A2 tomamos la salida 38 en dirección a los Santos de la Humosa.
En autobús:
–          Desde Alcalá de Henares línea 275 (Alcalá de Henares – Los Santos de la Humosa)
Fuentes:
Atlas ambiental de la Comunidad de Madrid
Guía de rutas por la Campiña del Henares